consiguiendo transferencias millonarias como la de Alan Mozo y Erick Lira.

La era de Andrés Lillini al frente de los Pumas finalizó, luego de tres años como entrenador de los universitarios, confirmaron el club de manera oficial. El entrenador argentino no consiguió que los universitarios clasificaran al repechaje en el Apertura 2022, a pesar de tener refuerzos como Dani Alves, Gustavo del Prete y Eduardo Salvio. Eso fue uno de los factores que provocaron su salida de los Pumas. Lillini llegó como interino a los Pumas en el Apertura 2020, tras la renuncia inesperada del español Míchel González. Después de una seguidilla de buenos resultados, la directiva decidió que el argentino se quedara al mando del equipo en forma definitiva. En los dos años que estuvo como entrenador de Pumas, Lillini consiguió que Pumas jugara una final en el Apertura 2020, que perdieron contra León, y estuvieron en la etapa de semifinales en el Apertura 2021. También, el argentino pudo llegar a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, que perdió contra el Seattle Sounders, lo que representó el fin del dominio de los equipos mexicanos sobre los de la MLS en ese torneo. Con Lillini, además de los resultados deportivos, se logró impulsar a las fuerzas básicas de los Pumas, consiguiendo transferencias millonarias como la de Alan Mozo y Erick Lira. “Reconocemos su profesionalismo y dedicación a lo largo de los años que se desempeñó en el Club Universidad Nacional, primero como director de fuerzas básicas y después como técnico del primer equipo”, se lee en el comunicado del club.
Artículo Anterior Artículo Siguiente