fue posteriormente puesto en libertad bajo fianza

Mason Greenwood, futbolista del Manchester United, compareció este lunes en los juzgados de Manchester y Salford por las acusaciones que pesan sobre él de violación, asalto y comportamiento controlador y coercitivo. Greenwood, de 21 años y apartado del equipo desde que fue detenido en enero de este año, fue posteriormente puesto en libertad bajo fianza, pero ha pasado las dos últimas noches en custodia policial, después de que este fuera arrestado por haber supuestamente infringido las condiciones de su libertad bajo fianza. El futbolista fue conducido al juzgado en una furgoneta policial y vistió una sudadera gris y chándal, además de que estuvo acompañado por su familia. Solo habló para confirmar su nombre, fecha de nacimiento y domicilio. Según el diario “Daily Mail”, se cree que el joven jugador, que llegó a ser internacional con Inglaterra en una ocasión, violó su libertad bajo fianza al haber tratado de contactar con su supuesta víctima. Greenwood salió de su primera detención el 2 de febrero, tras lo cual su libertad bajo fianza había sido extendida en dos ocasiones, la última de ellas el pasado junio. El delantero fue acusado en enero por su entonces pareja de maltrato y violación, a través de vídeos y fotografías que publicó en sus redes sociales. Greenwood no ha entrenado ni jugado con el United desde que fuera acusado en enero y el club lo mantendrá apartado hasta que se esclarezca la situación. Tras las victorias ante el Everton en la jornada pasada y contra el Omonia, a última hora, en la Europa League, el Manchester United volvió a las andadas y no pasó del empate sin goles ante el Newcastle, que tuvo más cerca la victoria en Old Trafford que los Red Devils.
Artículo Anterior Artículo Siguiente