le supone una sanción tanto a él como a su selección.

El capitán de Inglaterra, Harry Kane, portará un brazalete con los colores del arcoíris, contra la discriminación, durante el Mundial de Qatar, incluso si eso le supone una sanción tanto a él como a su selección. Kane, junto a otros ocho capitanes de selecciones participantes en la Copa del Mundo, anunció en septiembre que llevará este brazalete en protesta por la situación de discriminación que se vive en Qatar, en especial contra la comunidad LGBTQ+. La federación inglesa (FA, por sus siglas en inglés) pidió a la FIFA llevar este brazalete, que se enmarca dentro de la iniciativa OneLove, pero el máximo organismo del futbol mundial, tres semanas después de recibir la petición, aún no ha respondido. Este miércoles, miembros de la FA se reunirán con la FIFA en Zúrich y pedirán una actualización sobre este asunto, puesto que el permiso de la asociación es indispensable para poder portar el brazalete y sin él la selección inglesa se podría exponer a una multa. Ante esto, Kane está dispuesto a llevar el brazalete aunque eso le suponga algún tipo de multa o sanción.
Artículo Anterior Artículo Siguiente