Tras concretarse la victoria ‘Tuza’ el ariete sudamericano tuvo que ser protegido

Con una misión que parecía casi imposible de cumplir, al tener que remontar una desventaja de 3 goles, los Rayados se despidieron del Apertura 2022 perdiendo 1-0 ante Pachuca en el BBVA (6-2 global) en las semifinales, duelo que también podría representar un veto a su estadio por las agresiones e insultos racistas contra Avilés Hurtado. En el último minuto del partido, el árbitro Luis Enrique Santander marcó un penal para los ‘Tuzos’, el cual fue cobrado por el colombiano ex atacante de la ‘Pandilla’, que conectó de manera adecuada para el 1-0 y lo festejó frente a la afición de su ex equipo que de inmediato lo bañó de cerveza y hasta provocó el ingresó de un espontaneo a la cancha que buscaba agredir a Avilés. Tras concretarse la victoria ‘Tuza’ el ariete sudamericano tuvo que ser protegido por sus compañeros y elementos de seguridad por que la afición rayada no perdonó el gol, recordando aquel penal que falló contra Tigres en la final del Apertura 2017, y además de lanzarle cerveza también hicieron ruidos de mono, acto racista que ya esta siendo investigado por la Liga MX. A través de su portal oficial la Liga MX anunció que reprueba lo visto en la casa del Monterrey y que ya investigarán los videos del partido además de los reportes del árbitro y comisario de la Liga, aunque es prácticamente un hecho que el BBVA recibirá el primer veto de su historia, por lo cual los Rayados arrancarían el Clausura 2023 sin su afición.
Artículo Anterior Artículo Siguiente