Un accidentado inicio en Suzuka con Checo Pérez de buena

Con un polémico final de carrera Checo Pérez finalizó en el segundo lugar del Gran Premio de Japón después de un evento marcado por lluvia y la polémica por la sanción a Charles Leclerc. Checo Pérez volvió a jugar a favor de Max Verstappen y Red Bull al robar los puntos a Ferrari y entregarle la corona a un Max Verstappen que dominó de inicio a fin la carrera y que necesitó un nuevo impulso de Checo para alzarse campeón mundial. Un accidentado inicio en Suzuka con Checo Pérez de buena forma superando a Carlos Sainz en la recta principal y estableciéndose en la tercera posición. La lluvia provocó un caos en la pista con Carlos Sainz estampado contra el muro, Sebastian Vettel cruzado en pista después de un toque con Fernando Alonso y Alex Albon fuera de pista. Todo esto provocó la aparición de las banderas amarillas en pista y para la vuelta tres salieron las banderas rojas y con esto todos los bólidos fueron a boxes para una larga espera y con los las esperanzas para regresar a la actividad. Después de más dos horas los comisarios decidieron reiniciar la carrera con un reinicio en movimiento con un cronómetro que marcaba 45 minutos por correrse. Después de cinco minutos dando vueltas con auto de seguridad la carrera se reinició con el cronómetro con 40’. El reinicio no tuvo emociones, todos los pilotos fueron precavidos y Checo se mantuvo en su posición sin problemas. Checo Pérez le ganó la posición en la última vuelta en Suzuka y está sublíder del campeonato Red Bull A falta de 36 minutos los punteros ingresaron a boxes por neumático intermedio debido a la mejoría en pista y el mexicano regresó en la séptima posición, pero después de cuatro minutos subió al cuarto lugar tras superar a Guanyu Zhou y quedar por detrás de Mick Schumacher, quien contaba con neumático de lluvia. El mexicano recuperó su tercer lugar al minuto 32 y se puso a una distancia de 7.3 de Charles Leclerc, quien marchaba segundo, mientras que el líder era Max Verstappen. En menos de cinco minutos los neumáticos de Charles Leclerc entraron en crisis y el mexicano recortó una desventaja de 6.8 a 4.6 segundos a falta de 18 minutos. La mala gestión del monegasco provocó que el mexicano se acercara a 3.5 segundos a falta de 15 minutos para finalizar la carrera. Checo comenzó a acercarse con peligro a Leclerc y la confianza del mexicano le hizo preguntar a su ingeniero Hugh Bird si se encontraba dormido, pues no recibía órdenes. “Estás en el ritmo”, le respondió Bird. A falta de cinco minutos el mexicano se encontraba a 5 décimas y llenó los espejos del piloto de Ferrari, pero Leclerc se aferró buscando enfriar los neumáticos pasando por los charcos. La pelea por la segunda posición se mantuvo hasta la vuelta final, y fue en la última curva que se encendió la polémica, pues Charles Leclerc cruzo por la chicana y bloqueó al piloto de Red Bull para intentar mantener el lugar y cruzar la meta antes, ll que significó un castigo de cinco segundos contra el europeo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente